Marta Susalla Franchini, 61 años. Montevideo, Uruguay


por | Jun 28, 2021

Esta historia fue realizada con el apoyo del Pulitzer Center on Crisis Reporting y el Instituto de Prensa y Sociedad.

El primer trabajo de Marta fue como conserje en ALUR, una importante empresa agroindustrial de producción de biodiesel, bioetanol, químicos, alimento animal, energía y azúcar. Se enamoró de su trabajo desde el día cero. Es hermana de una melliza idéntica y compartieron el mismo oficio hasta que ambas se jubilaron. Dentro de su trabajo se sentía única. “Era el único sitio donde no me confundían con mi hermana”, dice entre risas.

Dedicó toda su vida al trabajo en la planta. Conserje, oficinista, administrativa en liquidación de sueldo y, finalmente, supervisora. En el momento en el que aparecieron las AFAPs en Uruguay, año 1996, Marta recuerda cómo ella era la encargada de atender las llamadas de los promotores quienes aprovechaban la época de zafra en la planta -junio y julio por la cosecha de la caña de azúcar- para llamar y acercarse al lugar ante el ingreso de nuevas personas en la compañía y así poder llegar a nuevos afiliados. Además, también tiene presente cómo los promotores de las AFAP´s solían acercarse al personal, con ofertas de afiliación, a su ingreso o salida de la empresa.

Ella ingresó al sistema de Administradoras de ahorro de fondo provisional por obligación luego de la implementación que habilitó el sistema de jubilación mixto. Optó por afiliarse por la seguridad que le brindaba como bien hereditario para dejarle a sus hijos en caso de que a ella le pasara algo: “Si yo me muero antes de jubilarme, mis hijos de BPS no reciben nada[1] [2] . Con la AFAP sí”.  Fue así que eligió República AFAP, bajo la convicción de que era la aseguradora que le ofrecía mayor respaldo. Sin embargo, en enero de 2019 Marta inició el trámite de desafiliación de AFAP amparada en la “Ley de Desafiliación AFAP cincuentones”.

Los “cincuentones”, tal como fueron llamados, son todos aquellos trabajadores y jubilados por Régimen Mixto que que hayan tenido 50 o más años de edad al 01/04/2016 y que hayan sido afiliados obligatoriamente al Régimen Mixto y sus ingresos hayan superado en alguna oportunidad el nivel 1 -monto vigente: US$1300 aprox- entre el 01/04/1996 y el 31/03/2018. Este grupo se vio afectado especialmente al comienzo del Régimen Mixto ya que terminaban recibiendo una pensión menor que la habían recibido con el antiguo sistema público solidario. Así, 25 años después se abrió la posibilidad de que pudieran volver al sistema de jubilación anterior de BPS. “Te decían un disparate, que ibas a recibir 90 mil pesos -2100 dólares hoy- por mes de jubilación. Claramente no fue así”, cuenta Marta.

“Con la Ley de los cincuentones fue que nos dimos cuenta de la pérdida”. Marta explica que luego del asesoramiento de BPS, la diferencia de plata en su caso era de unos $10.000 pesos mensuales -unos US$230 al mes-, pero que conoce casos en los que esa brecha entre el cálculo original que había realizado la AFAP y lo que realmente correspondía como jubilación según BPS fue aún mayor.

Hoy sigue viviendo en Bella Unión, una de las ciudades más al norte de Uruguay y que continúa destacándose por su actividad laboral vinculada a la caña de azúcar, uno de los principales recursos que otorga fuentes de trabajo de la zona. Los promotores de AFAP también siguen presentes. “Me crucé justo con uno hace unos días que no sabía cómo llegar a la planta. Me acerqué para indicarle el camino y se fue”, cuenta Marta.