Metodología: El paso a paso

Así construimos la App A dónde va tu pensión y logramos revelar la ruta de tu dinero.

por | Jun 28, 2021

Este reportaje fue realizado con el apoyo del Pulitzer Center on Crisis Reporting y el Instituto de Prensa y Sociedad.

1. Cómo obtuvimos la data

Las solicitudes de información

El camino para recopilar los nombres de las empresas y entidades financiadas por los fondos de pensiones tuvo grados de dificultad distintos en cada país. A través de solicitudes vía leyes de transparencia informativa, recurrimos a las instituciones pertinentes en los nueve países a finales de 2019. Ello requirió un trabajo de investigación previo en fuentes documentales, para tener certeza sobre qué entidad tenía el deber de contar con los registros. Aquí el detalle de sus nombres:

Perú: Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS)

Chile: Superintendencia de Pensiones (SP)

México: Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar)

El Salvador: Superintendencia del Sistema Financiero (SSF)

Colombia: Superintendencia Financiera (SF)

Uruguay: Banco Central de Uruguay (BCU)

Costa Rica: Superintendencia de pensiones (Supen)

República Dominicana: Superintendencia de pensiones (Sipen)

Panamá: Caja de Seguro Social (CSS)

En cada pedido de información, solicitamos las composiciones de las carteras de inversión manejadas por las administradoras de pensiones detalladas a cortes mensuales, por administradora, tipo de fondo según riesgo (de existir la tipología), nombre del emisor, instrumento financiero, y monto de la inversión a la fecha de corte.

Los datos recibidos

En los casos de Chile, Perú, Costa Rica la información estaba disponible en sus páginas web oficiales, sin embargo se decidió realizar igualmente los pedidos para tener una confirmación adicional sobre la información. En el caso de Costa Rica, se consideraron los datos del Régimen Obligatorio Pensionario Obligatorio exclusivamente, dado que ese es el régimen basado en capitalización individual.

A través de los pedidos de información se logró obtener también la información de República Dominicana y Colombia con las variables solicitadas. En el caso del último país fue necesario recurrir a más de una instancia, en tanto en un primer momento la contestación oficial fue que la información de las inversiones se encontraba en «reserva», bajo la categoría de «información privada» propiedad de las administradoras de pensiones.

Lamentablemente, el regulador de El Salvador brindó data muy desigual para cada año. Solo la data correspondiente a los años 2018 y 2019 tuvo un nivel de detalle cercano al solicitado, no contenía el tipo de instrumento y no estaba a cortes mensuales sino trimestrales. A pesar de insistir con otros pedidos, no se brindó información adicional o distinta. 

Tanto en México como en Uruguay la información detallada de las inversiones es considerada confidencial. Panamá no brindó la data solicitada ni una respuesta concluyente.

2. Expertos como miembros de nuestro equipo

El siguiente paso fue analizar toda la data recopilada de la mano de especialistas, para ello dos expertos en fondos de inversión se sumaron a nuestro equipo: Aldo Fuertes y Óscar Salazar. Con su asesoría identificamos las mismas variables en la data de cada país, esto fue necesario porque en varios casos nos fueron proporcionadas más variables de las que habíamos solicitado vía transparencia. Cuando hubo dudas adicionales, consultamos directamente con el regulador del país. Específicamente, extrajimos las siguientes variables: nombre de la administradora, nombre del emisor (de los valores), tipo de fondo según riesgo (de existir la tipología) y monto de la inversión.

3. Limpieza y organización de una nueva base de datos

Se procesaron un total de 7,352,029 registros (filas de información de operaciones de inversión). A partir de esta data, se extrajo una lista única de emisores (receptores de inversión) de la data local de cada país y se le asignó a cada uno un ID, un número. La lista de cada país pasó por una primera limpieza realizada por uno de los miembros del equipo, y una segunda realizada por un miembro distinto. Los objetivos eran validar: 1) la correcta escritura del nombre, 2) evitar repeticiones, 3) identificar cambios de nombres. Los nombres se validaron en línea en los portales de los registros públicos de cada país, en las memorias anuales de las empresas y en portales especializados como Morningstar y Bloomberg.

Se utilizó MySQL para organizar una nueva base de datos con los nombres verificados de los emisores y las otras variables extraídas de las bases de datos locales. Aquí el detalle de la cantidad de emisores por país:

Chile: 1335

Colombia: 1189

Perú: 576

Costa Rica: 128

República Dominicana: 86

El Salvador: 59

Para la conversión de los montos de inversión de moneda local a dólares americanos, utilizamos la data de la Oficina de Estadísticas del Fondo Monetario Internacional al cierre de cada mes del periodo 2010-2019. Este registro indica la cantidad de dinero local al que equivale un dólar a la fecha de corte.

4. Visualizaciones

El equipo de A dónde va mi pensión generó un micrositio para uso exclusivo de los reporteros miembros del proyecto. Se produjeron entre 3 a 5 visualizaciones distintas por país, a partir de los mismos datos. El diseño de cada visualización fue ampliamente discutida en base a su utilidad para responder preguntas claves para encontrar historias o alimentar historias previamente identificadas. MySQL, PHP y JavaScript fueron los programas utilizados como parte de dichas visualizaciones; y para realizar los llamados al servidor se utilizó Ajax.

Para la App A dónde va tu pensión, publicada en este website, se diseñó una ruta de navegación pensada en el usuario, a quien se le solicita la selección de dos variables: su país y el nombre de su administradora. El objetivo fue que llegase directamente a la ruta del dinero manejado por la administradora de pensiones de su interés.

Adicionalmente, pusimos a disposición otra versión de la App (datos avanzados) en la que se puede investigar con mayor detalle las inversiones realizadas con los fondos de pensiones a través de cuatro opciones diferentes de visualizaciones.